Cambiadores de naciones
Cambiadores de naciones

Si sacaras un mapa ahora mismo, es probable que no pudieras encontrarlo.

Mukuru suele pasarse por alto. Es uno de los barrios marginales más grandes de Nairobi, Kenia, pero no el mayor. Por eso apenas existen iniciativas gubernamentales para ayudar a sus 100.000 habitantes. La Cruz Roja tiene poca presencia, y la población, con escasos recursos, se ve obligada a valerse por sí misma.

Éste era el barrio donde creció el diputado Musili Mawathe. Por aquel entonces, pasaba un buen día correteando por las chabolas con sus amigos, intentando robar caramelos o conseguir cigarrillos o alcohol.

Y él era uno de los afortunados.

Musili iba a una de las tres escuelas de su barriada. Se le daba bien el fútbol -fútbol para nosotros- y era muy amigo del hijo de su pastor. Eso le abrió la puerta para hacerse notar. Un benefactor se ofreció a sacarlo de esta comunidad y enviarlo a Dallas, Texas, para que recibiera una educación superior.

Allí permaneció veinte años. Aprendió y creció, hasta que un día volvió a casa.

"Cuando volví [a Mukuru], no me gustó lo que encontré. Así que decidí que quería hacer algo al respecto", dijo Musili.

Se sintió inspirado. Musili se dedicó al servicio público.

Tras ser elegido diputado, se dedicó a transformar su comunidad.

"Hablé con una mujer, y su hija había terminado el examen para pasar a 8º curso. Su madre me dio las gracias y me dijo: 'Mi hija ha terminado la escuela, ¡gracias! Me alegré, pero también me entristecí. Hay mucho más por lo que debería estar ilusionada", dijo.

"No existe una mentalidad que valore la educación, y estamos intentando cambiar eso. Tenemos que abrir los ojos de la comunidad, y la única forma de hacerlo es educándola. Y mientras lo hacemos, tenemos que enseñarles las Escrituras, para que puedan conocer al Señor. Eso es lo que va a cambiar la comunidad".

Así que cuando se enteró de lo que ShareWord Global estaba haciendo en Mukuru, se le iluminaron los ojos.

Esta organización occidental no venía a su casa sólo a dejar Biblias. No estaban allí para una semana de misiones. Estaban allí para crear asociaciones con las iglesias de su comunidad. Estaban allí para equiparlas y apoyarlas, para movilizarlas a fin de que compartieran el Evangelio con sus vecinos. Musili estaba extasiado. Sabía que las Biblias, la nueva comprensión del evangelismo relacional y los recursos bíblicos de apoyo iban a ayudar a cambiar su comunidad y a fortalecer su relación con Dios.

Así que cuando un equipo de Gospel Outreach fue a Nairobi, le entusiasmó reunirse con ellos. Se unió al equipo un día antes de que fueran a su comunidad para darles las gracias y ofrecerles su ayuda, haciéndoles saber que contarían con todo el apoyo y la protección de la policía local.

"Estoy deseando trabajar con vosotros y asociarme con vosotros. ¡Bienvenidos a Kenia! En Kenia os queremos", dijo.

Al día siguiente, el equipo salió a la calle, se reunió con diez iglesias, formó a 54 creyentes y compartió el evangelio con 269 personas. En total, 173 personas entregaron su vida a Jesús aquel día, y Dios respondió a la oración de un político, para que su comunidad fuera transformada por el evangelio.

¿No es asombroso ver el impacto que está teniendo este ministerio? Saber que los sueños de líderes nacionales como Musili, que anhelan que el evangelio transforme radicalmente sus comunidades de origen, se están cumpliendo. ¡Es a la vez humilde y motivador!

Gracias a tu dedicación, apoyo, fe y oraciones, estamos viendo cómo esto sucede en países como Cuba y Nicaragua, y ahora, ¡podemos formar parte de la obra de Dios en los barrios marginales de Mukuru, en Kenia! Así que cuando Musili dice que está empezando a no reconocer ni siquiera su casa de la infancia debido al impacto del Evangelio, ¡tenemos motivos para esperar que sólo sea el principio!

¿estás preparado para DAR?

Dona ahora

Más historias de impacto

Ilmeus y Lovena: Dos Jóvenes E...

Durante décadas, la religión predominante en el país de Haití ha sido el vudú. En la actualidad, nos...

LEER MÁS

En bici por el barrio...

Llueva, nieve o haga sol, Ross se sube a su bicicleta para ver dónde le lleva Dios a evangelizar. Ha...

LEER MÁS

Alcance Estampida de Calgary...

En cualquier muchedumbre puedes encontrar personas que esperan oír las buenas nuevas, pero en una re...

LEER MÁS

¿Tienes una historia que compartir? ¡Nos encantaría oírla!

 

Comparte tu historia

Contactar


Correo electrónico:
info@sharewordglobal.com
Teléfono gratuito: 1.888.831.1893

Horario de oficina: Lunes-viernes
9:00am-4:30pm ET

 

Información de contacto completa

Financiera